¿Cómo afecta el mercado de la vivienda a las familias?

25.05.2018


Situación actual del mercado de la vivienda y cómo afecta a las familias

La revalorización en el precio de la vivienda es motivo más suficiente como para optar por la compra de una propiedad inmobiliaria. Esta decisión estará apuntalada por el hecho de que el Euríbor, el índice de referencia al que están vinculadas más del 90% de las hipotecas a tipo fijo, está en mínimos históricos, según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Mayor contratación de hipotecas

Desde este escenario general, es un escenario del que pueden beneficiarse las familias españolas para incrementar su patrimonio personal a través de la compra de un piso. Así se pone de manifiesto en función de los últimos resultados apuntados por el Instituto Nacional de Estadística que constata que el importe medio de las hipotecas aumentó un 6,4% en tasa anual durante el primer trimestre de 2018, hasta situarse en 112.844 euros. 

Uno de los aspectos más relevantes que presenta el mercado de la vivienda es que también las transacciones en el mercado residencial creció casi un 7% al final del año 2017. Un factor que por otra parte invita a las familias se vuelva a interesar por el "ladrillo". Bien como opción para mejorar o comprar su vivienda o como alternativa a la inversión. 

Crecimiento de la obra nueva

Una nueva muestra del crecimiento del mercado inmobiliario queda sustentada por el hecho de que la obra nueva haya crecido cerca de un 15% en 2017. Para alcanzar en este ejercicio un total de 75.000 nuevas viviendas. Estos datos reflejan el interés por parte de las familias españolas del volver a esta clase de operaciones que les crea una mayor riqueza. 

Diferenciales en las hipotecas por debajo del 1,5%

Bajo estos parámetros que presenta el mercado de la vivienda en España, el interés comprador está estimulado por las mejores condiciones de los créditos hipotecarios en estos precisos momentos. Porque en efecto, las entidades bancarias están comercializando estos productos con diferenciales por debajo del 1,50%. 

No es la única ventaja que ofrece la actual oferta hipotecaria por parte de los bancos. Porque buena parte de estas hipotecas están exentas de comisiones y de otros gastos en su gestión o mantenimiento. El efecto principal de esta estrategia comercial es que los usuarios tendrán que desarrollar un menos esfuerzo económico para comprar la vivienda soñada. Con un ahorro de entre 50 y 20 euros todos los meses. Por otra parte, la competitividad por parte de las entidades financieras para comercializar esta línea de crédito está propiciando que cada que cada vez sean mayores los beneficios que genera su contratación.

Planos de permanencia más dilatados

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta es que los plazos de permanencia de las hipotecas se han dilatado durante los últimos años. Pasando de 40 a 30 o 35 que son los periodos máximos que ofrecen estos créditos. Además, no proporcionan todo el valor de la tasación de la vivienda. Sino que por contrario, tan solo aportan hasta el 85 % de su valoración.

Este hecho incide en que los demandantes de este producto tengan que ahorrar una parte del dinero que va a ir destinado a esta operación económica. No en vano, lo que persigue esta medida es que no se eleve el nivel de endeudamiento por parte de los titulares de los créditos hipotecarios. A diferencia de lo que sucedía antes de que se produjese la crisis económica, en torno al año 2008.

Si quieres aprovechar las ventajas de solicitar una hipoteca ahora, pulsa aquí

Jose Ignacio Recio



También podría interesarte...