¿Cómo protegerse con un depósito ante la quiebra del banco?

03.07.2018

Los riesgos de los depósitos bancarios

Como bien sabrán los usuarios los depósitos son emitidos por parte de las entidades bancarias para rentabilizar los ahorros de una manera fija y garantizada. Si bien es uno de los productos financieros más seguros en la actualidad, tampoco están exentos de riesgos. En especial, ante cualquier incidencia empresarial o quiebra del banco. No obstante, tiene articulados unos mecanismos para que las posibles pérdidas puedan limitarse sensiblemente ante alguno de los escenarios planteados.

La principal herramienta que previene contra los riesgos de perder el capital invertido está representada por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Se trata de un organismo existente que ha sido creado para garantizar a los inversores la recuperación de sus aportaciones económicas ante cualquier incidencia que pueda afectar a la entidad emisora de este producto. Se garantiza un mínimo de 100.000 euros por titular y entidad. Tanto en los depósitos nacionales, como en los formalizados dentro de los bancos que operan en la Unión Europea.

¿Qué pasa con las inversiones más altas?

Banner 300x250

En cualquier caso, saber cómo protegerse con un depósito debe ser una de las finalidades más inmediatas de cualquier ahorrador. Sobre cuando el importe suscrito es superior a 100.000 euros y que no está cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos. 

Para subsanar este problema en el ahorro hay una serie de estrategias que evitarán que los usuarios puedan perder parte de sus aportaciones monetarias. En donde la clave para aseguras todo el patrimonio consistirá en una correcta diversificación de los ahorros y que se materializa a través de las siguientes estrategias:

Contratar el depósito a nombre de otra persona

Sino no se desean tener problemas con las inversiones más altas que no están cubiertas por el FGD la mejor solución residirá en contratar diferentes imposiciones a plazo dentro de la misma entidad financiera, pero a nombre de diferentes titulares. Estos pueden ser los padres, abuelos, hijos o los propios cónyuges. De esta manera, no será necesario cambiar de banco para protegerse correctamente y evitar cualquier clase de riesgo en las operaciones. Siempre bajo la condición de que el depósito contratado sea por una cuantía inferior a 100.000 euros. Se pueden suscribir tantas imposiciones como desee el cliente, sin ningún tipo de limitaciones.

Esta alternativa en la inversión obliga a que otras personas se impliquen en los proyectos de inversión por parte de los usuarios. Por otra parte, tampoco puede olvidarse que el tratamiento fiscal de esta estrategia no afectará tan solo al promotor de esta idea, sino a las personas que participan de este modelo de contratación múltiple. Es válido para formalizarse tanto en entidades financieras nacionales como en las ubicadas en países de la Unión Europea. En el último de los casos, informando a las autoridades tributarias de los rendimientos generados desde las imposiciones a plazo.

Protegerse con un depósito: repartirlo entre varias entidades

Otra estrategia muy eficaz para solucionar esta incidencia monetaria está representada por el cambio de banco. O mejor dicho, por formalizar varios depósitos en diferentes entidades y hasta cubrir el importe total de los ahorros que se vayan a invertir: 200.000, 300.000 o 500.000 euros. 

Este sistema permite que el cliente pueda tener en cartera varios productos de estas características por el importe garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos. Sin que peligren sus posiciones en caso de quiebra o desaparición del banco.


300x250 Booking

Además, esta modalidad en la inversión permite realmente que los clientes se beneficien de las ofertas y promociones que los bancos vienen emitiendo con cierta regularidad durante todo el año. No en vano, las mejores propuestas bancarias están destinadas a nuevos clientes, con un tipo de interés fijo y anual que oscila entre el 0,50 % y 1,25 %. Aunque por el contrario, tienen el gran inconveniente de que no contemplan su renovación al vencimiento. Con plazos de permanencia más cortos en las imposiciones más convencionales, entre 3 y 12 meses.

José Ignacio Recio


También podría interesarte...

Hipoteca online

Si buscas una hipoteca o cambiar la actual, te ofrecemos la que mejor se adapta a tus necesidades.

Solicítala online >

Tarjetas de crédito

Sin comisiones ni gastos de apertura.


 Solicítala online >

Seguros

Protegeros a ti y a tu familia nunca ha sido tan sencillo como ahora. 

Solicítalo ahora >


Últimas publicaciones... 

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...