¿Cómo son las cuentas juveniles?

11.03.2019

Las cuentas juveniles:

Las cuentas juveniles es un producto bancario en clara expansión debido a que es un instrumento para captar nuevos clientes desde muy temprana edad. Se trata del primer modelo financiero que contratan los usuarios más jóvenes y como consecuencia de esta actuación su vinculación con el mundo del dinero. No en vano, es una herramienta muy adecuada para familiarizarse con la gestión de los ahorros.

Este producto está dirigido a usuario entre 4 y 16 años aproximadamente y aporta algunas características muy interesantes y prácticas para sus titulares. También se conforma como vehículo para suscribir otros productos bancarios, como por ejemplo las tarjetas de crédito. Tal es su incidencia en esta parte de la sociedad que casi todas las entidades bancarias incorporan un producto de estas peculiaridades, con pequeñas diferencia de uno a otro modelo de gestión.

Cuentas juveniles sin comisiones

El primer rasgo de estas cuentas de ahorro reside en que están comercializadas exentas de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento. Mientras que por otra parte, también está libre de cargos a cuenta en las transferencias realizadas en euros, tanto en territorio nacional como en los países de la Unión Europea. Otra de sus prestaciones es que permitirá obtener a los jóvenes una tarjeta de débito completamente gratuita, sin cuota de emisión ni mantenimiento, a partir de 14 años.

Desde esta herramienta bancaria, sus titulares estarán en disposición de gestionar la paga de sus padres o sus pequeños ahorros. Para sufragar sus primeros gastos: entradas a espectáculos, compras en comercios o las recargas de sus teléfonos móviles. Incluso podrán retirar efectivo desde los cajeros automáticos al igual que en las tarjetas para los mayores. Todo ello, sin disponer de gastos adicionales que les pueda restar liquidez al sado de esta cuenta corriente tan especial.

Son productos sin remunerar

Una de las divergencias que presentan las cuentas juveniles es que, a diferencia de las cuentas seniors, no generan ninguna clase de rentabilidad. Es decir, su tipo de interés es del 0 % TAE, y por tanto no podrán rentabilizar en ningún momento sus ahorros. Ni tampoco cuenta con un programa de puntos para canjearse por regalos tal y como sucede con las cuentas para los más pequeños de la casa. Aunque por el contrario, sí que pueden participar en algunas de las promociones desarrolladas por las entidades bancarias. Como por ejemplo, acceder a entradas en productos de ocio y entretenimiento o recibir pequeñas bonificaciones en algunas de sus compras.

En todos los casos, esta clase de cuentas tan especiales no aportan muchos beneficios para los jóvenes, más allá de su primera vinculación con la gestión del dinero. Sirviendo como puente hasta que contraten una cuenta más convencional en el momento en que sean mayores de edad.  Por otra parte, este producto bancario deberá estar avalado por la firma de los padres que serán cotitulares de las mismas. Sin que en ningún momento puedan producirse situaciones de descubiertos debido a que todas las operaciones se formalizan en formato a débito. 

Otra de sus prestaciones más relevantes está representada porque es una cuenta de ahorro que aporta una liquidez total e inmediata desde el primer euro. Mientras que por último, no suele contar con ningún importe mínimo de apertura. Sino que por el contrario, está adaptada a las necesidades de sus titulares, siendo muy flexible en sus condiciones de contratación. Sin que tampoco haya que mantener un saldo mínimo requerido por la entidad bancaria encargada de comercializar este producto para jóvenes de hasta 18 años.

Si estas pensando en abrirte una cuenta corriente online, pincha aquí:

José Ignacio Recio

También te puede interesar:

Hipotecas online

Te encontramos aquella que mejor se adapta a tus necesidades.

Solicita ahora >

Préstamos online

Calcula tu scoring y solicita el préstamo del importe que tú elijas.

Solicita ahora >

Últimos artículos del mes: