¿Cómo son las tarjetas de crédito solidarias?

27.07.2018

Tarjetas solidarias

Se trata de un plástico que va adquiriendo una mayor pujanza en los últimos años y que ya no falta prácticamente en la oferta que vienen realizando las entidades bancarias con respecto a este medio de pago. 

¿Por qué este producto es tan especial? 

Se trata de una tarjeta de crédito mensual con las mismas prestaciones que los plásticos tradicionales, pero en este caso, sus titulares colaboran con parte de las comisiones o los pagos realizados en sus compras en diferentes proyectos sociales o solidarios.

Una de las características más relevantes de las tarjetas de crédito solidarias reside en que están vinculadas a varias organizaciones no gubernamentales o entidades sociales, como por ejemplo Cáritas, Unicef o Medicus Mundi. Hasta el punto de que es el cliente quien finalmente elige el organismo al que desea ligar su tarjeta, en función de sus preferencias sociales. Para que de esta forma, esté en completa disposición de colaborar en sus proyectos a través de la donación de una pequeña cantidad por cada tarjeta del titular.

Tarjetas de crédito solidarias: condiciones

Algunas de estas tarjetas de crédito están diseñadas bajo un sistema muy eficaz como para satisfacer estas necesidades. Se basa en que es el propio banco quien dona una parte del importe de todas las compras realizadas (en torno al 5%) a proyectos de acción social. Mientras que otras, por el contrario, inciden en que en que los gastos a través de este medio de pago van proporcionando un fondo que va a parar a algunas de las entidades sociales y humanitarias más importantes del mundo. En cualquiera de los casos, se trata de una forma muy innovadora de llevar sus propias creencias personales al sector de la banca para particulares. Sin realizar trasferencias ni otras operaciones, sino desde la propia tarjeta de crédito que se utiliza todos los días.

Con diversas modalidades de pago

Para constituirse en titular de una tarjeta de estas características se exige muchos requerimientos, ni tampoco implica renunciar a ninguna prestación de las tarjetas de crédito convencionales. Por una parte, el plazo aplazado para demorar las compras realizadas con varios meses por delante. Por un periodo que puede contratarse desde los 3 a 12 meses, en función de las necesidades de los usuarios. Y por otro, con el pago al contado como fórmula para evitar el endeudamiento entre sus titulares.

Otra de sus aportaciones más relevantes es que admiten la posibilidad de traspasar el disponible de la tarjeta a la cuenta de domiciliación. Además de retirar efectivo a débito y sin ningún tipo de comisión en los cajeros automáticos adscritos a la entidad emisora de este medio de pago. Incluso con la incorporación de diversos seguros de forma totalmente gratuita (accidentes, asistencia de viajes o de uso fraudulento de la tarjeta). 

Banner 300x250

Por otra parte, esta clase de plásticos tan especiales contempla asumir una cuota anual que oscila entre 20 y 30 euros para el titular y de algo menos (10 o 15 euros) para las tarjetas beneficiarias.

Si buscas una tarjeta 100% online sin gastos de comisiones y totalmente gratuita, te recomendamos que eches un vistazo aquí:

José Ignacio Recio

También podría interesarte...

Hipotecas online

Si buscas solicitar una hipoteca o cambiar la actual te encontramos aquella que mejor se adapta a tus necesidades

Solicita ahora


Banner 300x250

Préstamos online

Calcula tu scoring y solicita el préstamo del importe que tú elijas.

Solicita ahora

No te olvides de leer nuestras últimas publicaciones: 

La falta de liquidez para afrontar los gastos dada la reducción del empleo y la actividad comercial a causa de la pandemia aumenta cada vez más entre las familias españolas, por lo que muchos han tenido que recurrir a pedir un aplazamiento en el pago de una hipoteca o a la solicitud de un préstamo personal. Analicemos si es el...