¿Cuál es la hipoteca perfecta para contratar?

27.07.2018

La hipoteca es siempre necesaria

Si hay un producto financiero que es especialmente necesario para las necesidades de los usuarios ese es sin lugar a dudas la hipoteca. Así se constata tras los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con respecto al mes de junio, en el que se indica que el número de hipotecas constituidas sobre viviendas ha sido de 28.724, lo que representa un 34,2% más que en el año pasado. Se trata de una línea de crédito que cuenta diversas modalidades de contratación y por tanto no es extraño que buena parte de los usuarios bancarios se pregunten cuál es la hipoteca perfecta para contratar.

Una parte muy importante de este análisis debe ir dirigida a un mayor ahorro de dinero durante su vencimiento. Pero no exclusivamente, sino que habrá que atender otros aspectos de especial relevancia, como por ejemplo la evolución del mercado inmobiliario en los próximos años. En este sentido, no puede olvidarse que se trata de una financiación que puede alcanzar hasta los 40 años en su duración. 

Hipoteca perfecta: exenta de comisiones

Desde luego que si se desea suscribir el mejor crédito para la adquisición de una vivienda la primera característica que no debe faltar es que esté libre de cualquier clase de comisiones o gastos en su gestión o mantenimiento. No en vano, si cumple con este importante requerimiento los titulares estarán en condiciones en ahorrarse en hasta un 2 % sobre el importe demandado.

Banner 300x250

Otro de los factores que no deben faltar en la elección de este producto financiero es que conlleve un tipo de interés realmente competitivo. Esto en la práctica significa que en estos momentos aporte un tipo de interés variable por debajo del 1,50%. Como consecuencia del nivel tan bajo en que se encuentran los principales índices de referencia al que están vinculadas las hipotecas y uno de los más representativos es el Euríbor. En cualquier caso, conviene apurar el precio que debe pagarse por su formalización ya que el escenario es muy positivo para los intereses de los demandantes de este producto.

Con plazos de amortización no muy altos

Si los ingresos derivados del trabajo lo permiten, es muy buena idea optar por estrechar el plazo de amortización. Con estos periodos de permanencia las cuotas mensuales serán más elevadas que en plazos más altos. Pero merecerá realmente la pena ya que será mucho el dinero que se ahorre en intereses. Una diferencia de cinco años en un préstamo de 150.000€ puede implicar un desfase de casi 20.000€ por este concepto y en función del tipo de interés que aplicará la entidad bancaria.

Por otra parte, tampoco conviene olvidarse que la hipoteca que vaya a contratarse no contemple ningún nivel de vinculación con otros productos financieros (seguros, planes de pensión o programas de ahorro entre algunos de los más relevantes). Si bien esta estrategia comercial desarrollada por parte de los bancos puede ayudar a reducir el diferencial de los intereses, no menos cierto es que puede generar un gasto adicional hasta su vencimiento. 

Por último, también es para destacar que ni se incluya ninguna cláusula abusiva que encarezca el producto durante muchos, quizás excesivos años. Una de las más habituales hasta hace unos pocos años es la denominada como suelo y que impide que los titulares se beneficien de una favorable evolución de los tipos de interés variable, como por ejemplo el índice de referencia europeo, Euríbor. 

Si estás interesado en contratar una hipoteca nueva o cambiar la actual, pulsa aquí:

José Ignacio Recio

Podría interesarte...

Préstamos online

Hasta 40.000€ en menos de diez minutos. Si necesitas un préstamo para un gasto inesperado, reunificar deudas, un viaje, un coche nuevo o para asuntos personales, pulsa aquí y descubre cuál es tu scoring.

Pulsa aquí para solicitar tu préstamo online

Tarjetas de crédito

Sin comisiones, totalmente online y sin gastos de apertura

Solicita aquí tu tarjeta

Echa un vistazo a nuestras últimas publicaciones: 

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...