¿Pueden los parados acceder a una cuenta nómina?

09.10.2018

Cuentas nómina y desempleo

Las cuenta nómina es uno de los productos bancarios que mayores prestaciones ofrece a sus titulares. Con una rentabilidad más alta en el saldo, tarjetas de crédito o débito gratuitas y hasta la posibilidad de contratar un depósito a plazo en mejores condiciones. Con el único requisito de domiciliar los ingresos regulares derivados del trabajo. No obstante, las personas que se encuentran en desempleo se plantean si ellos también pueden formalizar este producto bancario. Pues bien, la respuesta es afirmativa ya que algunos de estos formatos permiten que puedan vincularse con las ayudas sociales que reciben estos clientes.

Estas cuentas nómina están abiertas a las necesidades de los parados y en este sentido ofrecen un modelo de ahorro exactamente igual que el dirigido a los trabajadores en activo. En donde la nómina o pensión es sustituida por la prestación de desempleo. 

Con aportaciones mínimas que se mueven entre 400 y 1.000 euros, para que de esta forma puedan acceder a todos los contenidos de estas cuentas. 

Sin ninguna clase de restricciones y que podrán mantener mientras les dure su actual estado laboral. 

Además, los desempleados estarán en condiciones de domiciliar todos los recibos domésticos (gas, agua, luz, etc.), y si se diese el caso la devolución de hasta el 3 % sobre los mismos.

Cuenta nómina para parados: ¿qué ofrecen?

La única demanda que piden las entidades bancarias para suscribir una cuenta nómina es que los clientes aporten su prestación social. Para a partir de este momento, contar con las mismas prestaciones y servicios con los que importan los trabajadores. Para empezar, ofrecen un tipo de interés más elevado sobre el saldo de la cuenta, con una total exención en toda clase de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento. Otra de los beneficios de este producto bancario es que da derecho a la contratación de otros productos financieros en mejores condiciones. Como por ejemplo, depósitos a plazo, créditos personales o planes de pensión.

Las tarjetas que se obtienen a través de estas cuentas tampoco imponen ningún gasto al ser gratuitas desde su emisión. Mientras que por otra parte, se está en disposición de acceder a los mejores servicios del banco: gestión personalizada, banca online o disponer de un asesor para desarrollar las inversiones. Son cuentas, en definitiva, que son más rentables porque permiten a los clientes ahorrarse muchos euros todos los años y que no tienen ningún periodo de permanencia.

Si estás pensando en adquirir una tarjeta que no tenga en cuenta tu historial bancario, ni controle tu crédito y sea 100% online, pulsa aquí:

José Ignacio Recio

También podría interesarte...

Consulta ASNEF

¿Has solicitado un préstamo y el banco te ha dicho que no? Solicita tu historial crediticio y recibe tu solicitud en 24h

Solicita ahora >

Asistencia legal

¿Has tenido problemas con tu Banco, familiares o de trabajo y necesitas ayuda profesional? 

Solicita aquí >

Lee lo último de estas semanas:

La falta de liquidez para afrontar los gastos dada la reducción del empleo y la actividad comercial a causa de la pandemia aumenta cada vez más entre las familias españolas, por lo que muchos han tenido que recurrir a pedir un aplazamiento en el pago de una hipoteca o a la solicitud de un préstamo personal. Analicemos si es el...