¿Qué clase de créditos son suscritos por los jóvenes?

25.07.2019

El segmento de clientes que se encuentren en una edad comprendida entre 18 y 31 años es tan importante para los bancos que sus demandas no pueden ser desatendidas. Así se pone de manifiesto a través de un repaso rápido de las ofertas que se han habilitado para los integrantes de este importante grupo social. En especial, en lo que se refiere a las líneas de crédito con mayor predilección por parte de sus miembros.

No en vano, tienen sus propias necesidades y están debidamente diferenciadas de otros sectores de la sociedad: trabajadores autónomos, mayores, parejas o incluso los perfiles más asentados económicamente. Los jóvenes disponen de unos créditos que son distintos para satisfacer sus inquietudes más inmediatas. Esta ya es un signo diferenciador respecto a otra clase de financiación.

Características de estos créditos

Los créditos que son suscritos por los jóvenes no son mejores ni peores que los restantes, pero permiten beneficiarse de algunas de las características de estos productos bancarios. No en vano, buena parte de ellos están comercializados con un tipo de interés más competitivo y que generan que puedan conseguirse con una mejora de hasta un punto porcentual en los intereses que aplican las entidades bancarias.

Otro rasgo diferenciador de estas líneas de crédito es que están diseñadas exentas de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento. Al igual que un periodo de carencia que alcanza los 12 meses para que sus titulares estén en mejor disposición para devolverlos. Para su formalización no se exige ninguna clase de domiciliaciones, tan solo el respaldo de sus padres o familiares más próximos en la operación.

Con una mayor flexibilidad en las condiciones de contratación, es decir, con mayores ofertas en cuanto a los plazos de devolución y el importe demandado. Incluso se cuenta con la oportunidad de formalizar alguno de estos créditos sin intereses. Como en los casos concretos de los préstamos para el primer coche o ciertas necesidades académicas.

¿Cuáles son los créditos más demandados?

Dentro de este contexto general, son muchos y de variada naturaleza los créditos que cumplen con esta finalidad. Desde luego que uno de los demandados son los destinados a sufragar sus estudios. Desde los confeccionados para pagar master, cursos posgrado a otros más específicos que tienen como objetivo viajar al extranjero o para participar en programas de intercambio cultural. En estos casos, sus condiciones son algo más benévolas y se contratan con ciertas rebajas en los tipos de interés.

Tampoco puede faltar en esta oferta tan necesaria los destinados a sus necesidades personales, aunque con las mismas características que en los restantes préstamos. Su principal aportación reside en que su acceso está mucho más abierto que en otra clase de propuestas bancarias. A veces sin la presencia de un avalista que se encargue de verificar la operación. Por otra parte, también están disponibles pequeños créditos desde los cajeros automáticos para satisfacer necesidades muy puntuales que van desde un viaje al extranjero a la compra de un nuevo ordenador.

Si quieres calcular tu credit scoring, pincha aquí

José Ignacio Recio