¿Qué sucede si no pagas un crédito?

17.06.2021

Cuando se contrata un préstamo personal, se lleva a cabo con la intención y seguridad de poder pagarlo. Sin embargo, a veces se viven contratiempos, como un despido, una enfermedad o un gasto inesperado, que pueden causar estragos en nuestra estabilidad financiera y que nos imposibilite para cumplir con nuestro compromiso de hacer frente a la deuda mensualmente.

Qué supone ser titular de un préstamo personal

Que en el caso de que no asimilemos las cuotas mensuales, en una situación extrema, puede que se embarguen nuestros bienes hasta que se cubra el importe de la deuda. Pero no solo nos comprometemos los titulares del préstamo. En caso de haber un aval, este acepta hacerse cargo de forma solidaria de las deudas.

Las consecuencias de no pagar un préstamo personal

Desde la primera cuota que dejemos de pagar, la entidad empezará a aplicar unos intereses de demora, intereses que son superiores a los ordinarios

Todos ellos se irán acumulando a la deuda inicial, de manera que, si seguimos mes a mes sin hacerle frente, la deuda crecerá y cada vez deberemos más dinero. 

La entidad no se olvidará de ella y reclamará el pago durante un tiempo. Seguramente, entre el tercer y sexto impago, la entidad inicie una reclamación judicial.

Como hemos dicho anteriormente, con un préstamo de índole personal, ponemos como garantía todos nuestros bienes presentes y futuros. Por eso, si el impago se alarga en el tiempo, muy probablemente nos embarguen nuestros bienes.

Si buscas un préstamo personal, pulsa aquí: