¿Cómo consigo un préstamo si estoy en ASNEF?

18.05.2021

Si estás en ASNEF y necesitas un préstamo tienes varias opciones: pagar la deuda o acudir a una empresa especializada que te preste ayude

Cómo pedir un préstamo estando en ASNEF

En el momento en el que una empresa que está asociada a ASNEF incluye los datos de una persona en este fichero debido a un impago, los bancos le cierran todas sus puertas. Es su estrategia para minimizar las posibilidades de sufrir impagos en las cuotas de devolución de los préstamos concedidos.

Para conseguir que borren tus datos de una lista de morosidad tienes tres opciones:

  • Oponerte a su publicación con motivos reales. Que puedes hacerlo si puedes demostrar que la deuda ha sido generada, por ejemplo, porque te han seguido cobrando un servicio cuando ya te habías dado de baja.
  • Pagar la deuda.
  • Acudir a una empresa especializada que se ponga a tu disposición para ayudarte a salir de ASNEF. Un gestor especializado estudiará personalmente tu caso y te ayudará a elegir la mejor opción para que salgas del listado en el que figures como moroso. Antes de decantarte por esta opción, lo mejor es que revises las condiciones del servicio.

Existen otras empresas de carácter financiero en las que se puede solicitar un préstamo o un micropréstamo estando en ASNEF. Eso sí, hay algunas exigencias que deben cumplirse.

Condiciones del préstamo

Teniendo en cuenta que si una persona está en ASNEF es porque tiene antecedentes que le señalan negativamente a la hora de responder ante sus obligaciones de pago, las empresas que accedan a concederle un préstamo pondrán una serie de requisitos un tanto especiales:

  • Cuantías bajas: si en algún caso las cantidades son más altas, llevarán incorporado algún tipo de garantía como un aval inmobiliario, de vehículo, bancario, etc.
  • Plazo de devolución en una sola cuota y a corto plazo: si la suma es mayor de lo habitual, se puede negociar una devolución en cuotas que no se extiendan demasiado en el tiempo.
  • Los intereses y las cláusulas: no tienen por qué ser especialmente altos ni suponer gravámenes más exigentes de lo usual.

Si quieres saber si estás en ASNEF, pulsa aquí: