¿Cómo refinanciar tu deuda?

El agobio de las deudas lleva a muchas personas a tomar decisiones que sólo consiguen empeorar las cosas.

¿Cómo podés conseguir que eso NO te ocurra a vos?

Reconocé el problema y reducí gastos innecesarios. Cuando nos acostumbramos a vivir con ciertas cosas, cuesta mucho admitir que no podemos pagarlas y que tal vez nos toque renunciar a algunas de ellas, por lo menos de forma temporal.

Una idea puede ser, dejar descansar la tarjeta de crédito durante un tiempo. Pagá con tarjeta de débito o efectivo, para no engañarte gastando plata que en realidad no tenés en el banco.

Pero no siempre el problema se resuelve así de fácil. Muchas veces las deudas son fruto de varios préstamos, como la financiación del auto, el préstamo para la reforma de casa o un viaje, la hipoteca...

Muchos son los pagos que se pueden acumular a final de mes y que pueden afectar de manera negativa a nuestra economía cotidiana. Por ello, cada vez más personas optan por facilitar sus pagos solicitando prestamos para reunificar deudas.

La reunificación de deudas a través de un préstamo es una opción de financiación para aquellas familias con varias deudas acumuladas, que prefieren unificar todas sus deudas en una sola entidad y, así poder aliviar la situación económica de la familia en el corto plazo.

Ventajas de reunificar deudas

✔ Podés cancelar tus deudas de manera cómoda;

✔ Solo tendrás que pagar una única cuota mensual;

✔ Podés alargar el plazo de devolución;

✔ Permite mejorar la administración financiera y no caer en un sobreendeudamiento;

✔ Única entidad con la que negocias;

Inconvenientes de la reunificación de deudas

En muchas ocasiones te piden una vivienda como aval, la cuál podríamos llegar a perder en caso de que no podamos hacer frente a los pagos del préstamo.

Por otro lado, es muy probable que los intereses aumenten, si aumentamos el plazo de devolución.

Además hay que tener en cuenta, una serie de gastos:

✔ Posible comisión de apertura del nuevo préstamo contraído;

Comisión por cancelación anticipada de la hipoteca y del resto de préstamos;

Gastos de notaría, registro e impuestos.

Si quieres realizar tu scoring ya que no estás seguro de si es positivo o negativo y, solicitar la financiación que mejor se adapta a tus necesidades, pulsa aquí:

de la Redacción