Cuentas corrientes para los más pequeños de la casa

27.08.2018

Cuentas de ahorros para niños

Desde luego que hay muchos formatos de cuentas de ahorro, pero uno de los más originales es el que tiene como principales destinatarios a los hijos más pequeños de los usuarios. Son comercializadas como "mi primera cuenta" y el objetivo de su lanzamiento es eminentemente didáctico para que desde muy pequeños estén en condiciones de familiarizarse con el mundo del dinero.

Cuentas corrientes para niño

Las cuentas corrientes para los más pequeños son sensiblemente diferentes al resto y en especial a las dirigidas a sus padres. Para empezar, no están vinculadas con ninguna tarjeta de crédito o débito, si siquiera a otras herramientas bancarias: transferencias, cheques, etc. Su estructura es mucho más sencilla ya que solo ofrecen las prestaciones básicas. Es decir, gestionar y administrar los pequeños ahorros de estos clientes tan especiales. Pueden ser suscritas por niños de 3 a 12 años y en todos los casos ofrecen un tipo de interés que no excede del 0,1%. Aunque a cambio, están exentas de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento.

300x250 No Comision

La liquidez de estas cuentas de ahorro es inmediata y se remuneran desde el primer euro. No en vano, no exigen un saldo mínimo para su formalización, sino que por el contrario pueden suscribirse desde cualquier aportación monetaria y por mínima que esta sea.

Por otra parte, estos productos bancarios están diseñados para que los pequeños de la casa puedan formar una bolsa de ahorro en los primeros años de su vida. En lo que será su primer contacto con el sector bancario, a través de un modelo que no tiene ninguna complicación en su manejo y que incluso puede quedarse inmovilizado durante varios años.

Fomentar el ahorro desde el principio

Desde este escenario general, prácticamente todas las entidades bancarias españolas aportan una cuenta de estas características. Con leves diferencia entre unas y otras y que están más motivadas por sus estrategias comerciales que por el producto en sí. Como consecuencia de estas actuaciones, algunos bancos inciden en impulsar el aspecto didáctico de la cuenta, mientras que otros elevan un poco el interés que se genera desde los ahorros. Pasando al 0,40% en las cuentas más agresivas del mercado.

Pero si hay un aspecto que debe tenerse en cuenta es que las cuentas corrientes para los más jóvenes nunca están vinculadas a otros productos bancarios. Sino que por el contrario es una mera herramienta para impulsar el ahorro desde muy pronto. En donde incluso los intereses se convierten automáticamente en regalos muy apropiados a la edad de sus titulares por medio de una serie de ofertas y promociones. En cualquier caso, son cuentas que tienen una vigencia que está estipulada en torno a 12 o 13 años en la que el importe ahorrado irá a parar directamente a otra juvenil y con características muy diferentes.

José Ignacio Recio

Lo último del mes:

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...