Cuentas corrientes remuneradas: ¿qué ofrecen?

04.04.2019

Las cuentas corrientes remuneradas son uno de los productos bancarios más interesantes en estos momentos. Sin llegar a los niveles de las extintas cuentas de alta remuneración, sí que ofrecen un tipo de interés que es más competitivo y que supera al de muchos depósitos a plazo fijo. Esta clase de cuentas bancaria generan un rendimiento que se acerca al 1 % anual. Aunque a cambio no hay más remedio que cumplir con una serie de requerimientos impuestos por las entidades financieras.

Algunas de las ventajas que aportan estos modelos de ahorros se basan en las siguientes características: el dinero siempre está disponible, están exentas de comisiones y otros gastos en su gestión o mantenimiento y generalmente no exigen un límite en el saldo. Mientras que por el contrario, están presentes una serie de contraprestaciones que pueden limitar la eficacia de este producto bancario.

Cuentas remuneradas: con la nómina por delante

La principal condición que imponen los bancos para la contratación de las cuentas corrientes remuneradas es que sus titulares domicilien su nómina o ingresos regulares en el caso de los trabajadores por cuenta propia. Con un importe mínimo mensual que oscila entre los 600 y 1.000 euros, en función de cada oferta. Además, esta medida suele ir acompañada de los principales recibos domésticos (luz, agua, gas, telefonía, etc.), en una clara tendencia por parte de las entidades bancarias para fidelizar a sus clientes. Con el objetivo de frenar la salida de capital a la competencia.

Por otra parte, en otras propuestas bancarias solo ofrecen esta remuneración en los tramos más exigentes en las cuentas de ahorro. Habitualmente cuando se supera una determinada cantidad, en torno a 3.000 o 5.000 euros. La contratación de otros productos bancarios es otra de las condiciones que imponen las entidades financieras para mejorar las condiciones de estas cuentas bancarias. Como por ejemplo, planes de pensiones, seguros, programas de ahorro o incluso fondos de inversión.

Vinculadas a la contratación de depósitos

También es muy frecuente que esta remuneración se mantenga constante a través del tiempo y en cualquier caso sin límite de ahorro. No en vano, es un producto que se caracteriza fundamentalmente por ser muy flexible y porque puede amoldarse a diversos escenarios. Incluso con la posibilidad de suscribir imposiciones a plazo fijo con un interés mucho más competitivo, con hasta el 5 %. Aunque solamente está destinada para gratificar a un tramo del saldo muy limitado y con una duración muy corta en todos los casos.

Otro aspecto relevante de las cuentas corrientes remuneradas reside en el hecho de que no exigen periodo en su permanencia. Por otra parte, es un modelo bancario desde el que se puede acceder a otros productos en mejores condiciones de contratación. Como por ejemplo, depósitos a plazo fijo, seguros de hogar o para el coche o planes de ahorro.

Exentas de gastos y comisiones

De todas formas, uno de los atractivos para suscribir las cuentas corrientes remuneradas es que están confeccionadas completamente exentas de gastos y comisiones. En donde se incluyen algunos movimientos como en las transferencias nacionales. Al igual que es una vehículo para conseguir tarjetas de crédito o débito de forma gratuita, tanto en su emisión como en el mantenimiento.

Si estás buscando una cuenta completamente gratuita y 100% online, pulsa aquí:

José Ignacio Recio

También podría interesarte...

Tarjetas de crédito

Descubre nuestra selección de tarjetas de crédito, gratuitas y 100% online.

Solicita ahora

Préstamos online

Calcula tu scoring y solicita el préstamo del importe que tú elijas.

Solicita ahora

Últimas publicaciones del mes: