Cuentas de alta remuneración: ¿qué ofrecen?

06.09.2018


Cuentas de alta remuneración: ¿qué son?

El abaratamiento en el precio del dinero por parte del Banco Central Europeo (BCE) ha llevado a que el rendimiento de las cuentas bancaria esté en mínimos históricos. En estos momentos y según los últimos datos del Banco de España, el interés medio anual de una cuenta a la vista está en el 0,05%. No obstante, una de las estrategias para mejorar estos márgenes de intermediación consiste en contratar una cuenta de alta remuneración. Se trata de un producto que a las características habituales de la cuenta corriente añade un interés más alto. Aunque a cambio de exigir una serie de condiciones a los demandantes de este producto para el ahorro.

Las cuentas de alta remuneración no son mayoritarias en la actual oferta bancaria, pero se han instalado en el sector para evitar que los clientes lleven sus ahorros a la competencia. En especial, las entidades bancarias online que son las más prolíficas para desarrollar estos formatos más rentables en sus productos. Como consecuencia de esta actuación, permite que sus titulares perciban todos los años un interés que oscila entre el 1% y 2%. En cualquier caso, muy superior al generado desde las cuentas a la vista de corte más tradicional. Precisamente en un proceso coyuntural en el que el precio del dinero está situado en el 0%, es decir sin valor alguno, como consecuencia de la política monetaria en la zona euro.

Cuentas de alta remuneración vinculada a la nómina

La forma más sencilla para suscribir un producto de estas características es domiciliando la nómina, pensión o ingresos regulares. A través de las ofertas que van dirigidas exclusivamente a los nuevos clientes y que tienen como principal atractivo el incremento de la remuneración. De todas formas, algunas de estas modalidades están ligadas a la formalización de una imposición a plazo que ofrece un interés de hasta el 2%.

Este producto bancario, por otra parte, no conlleva ningún periodo de permanencia, aunque en el momento en que se deje de pasar el recibo salarial, se rescindirá automáticamente las condiciones de su contratación. Estas cuentas pueden cerrarse en cualquier momento y sin penalizaciones.

Banner 300x250

Otra de las estrategias empleadas por los bancos para desarrollar estas cuentas más rentables se basa en aplicar el interés solo en un saldo mínimo que siempre es muy exigente. Es decir, los usuarios deberán mantener todos los meses un saldo en su cuenta corriente de 5.000, 10.000 o incluso más euros para ser beneficiado de esta propuesta bancaria. En este caso, es una oferta que va destinada a los clientes con mayor poder adquisitivo y que pueden permitirse el lujo de tener inmovilizado su dinero durante muchos meses.

Sin gastos en la gestión

Si por algo se caracterizan las cuentas de alta remuneración es porque no contemplan gastos en su gestión o mantenimiento. Por otra parte, se van imponiendo los modelos de remuneración progresiva, o lo que es lo mismo, cada vez que se aporten nuevos fondos a la cuenta se recompensa al cliente con una rentabilidad especial que hace crecer el interés anual. Tantas veces como se desarrollen cargos a cuenta de estas características y sin restricciones. No en vano, esta es una aportación que tan solo se produce en las cuentas de alta remuneración ya que finalidad de los bancos es captar el activo de sus clientes.

Si estás interesado en una cuenta, pulsa aquí:


José Ignacio Recio

Lee lo nuevo de esta semana:

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...