Descubierto bancario, ¿qué es?

20.01.2020

El descubierto bancario

Es aquella situación que se produce cuando gastas más dinero del que dispones y, tu cuenta bancaria entra en saldo negativo.

Esta situación suele producirse cuando se presenta un imprevisto, el cobro de un recibo que resulta más elevado de lo esperado o se cargan las compras de la tarjeta de crédito. Ante esta situación, algunos bancos permiten seguir gastando hasta un cierto límite, a pesar de que tu cuenta esté a cero. Esto es lo que se denomina, entrar en descubierto.

No todos los bancos facilitan el servicio de descubierto a sus clientes, ni se lo facilitan a todos sus clientes. Que tú tengas la posibilidad de entrar en descubierto dependerá de tu banco, así como los intereses y comisiones que se te cobraran por hacer uso de este servicio.

Si bien, existen límites, la ley establece que no se podrá aplicar un T.A.E. superior a 2,5 veces, el interés legal del dinero.

La entidad bancaria tiene que responder con sus propios fondos para hacer frente al recibo o compra correspondiente. Por ello, después se lo cobrará al cliente con intereses, comisiones y otros gastos relacionados, que pueden llegar a ser muy elevados.

Se trata de una situación generalmente inesperada, pero que es mejor evitar, a fin de mantener un buen historial crediticio y, de poder tener una sana situación financiera. Evitar una situación del tipo no sólo te ahorrará dinero, sino que además te ayudará mantener un buen historial crediticio.

Si, a pesar de estar atento al final te encuentras con un saldo negativo en tu cuenta bancaria, deberás solucionarlo con la máxima rapidez posible. Es decir, deberás ingresar dinero en tu cuenta para deje de tener saldo negativo. Si no se cancela de forma rápida, el descubierto va a continuar generando intereses de demora, lo que puede generar un daño irreparable en tu situación financiera.

Si tienes dinero en otra cuenta que puedas transferir o si dispones de efectivo que puedas ingresar, hazlo lo antes posible. En todo caso, antes de transferir el dinero, no olvides informarte de los gastos relacionados con esos movimientos.

En algunas ocasiones te puede merecer la pena contratar una línea de crédito y de esta forma evitar cualquier descubierto.

Otra solución puede ser solicitar un préstamo rápido online en una entidad independiente al banco.

Debes analizar las condiciones que tu banco te ofrece, para decidir qué solución te compensa más.

Si necesitas liquidez y, estas pensando en pedir un préstamo, pincha aquí:

de la Redacción