La tarjeta Robin Hood para los jóvenes

08.05.2018

"Me voy a otro país y necesito una tarjeta de crédito"

Son muchos los jóvenes que, una vez acabados los estudios, deciden hacer las maletas e irse al extranjero a labrarse su futuro. No saben cuánto tiempo permanecerán en el nuevo destino, si deberán cambiar de país en más de una ocasión o si la burocracia de cada lugar les permitirá abrirse una cuenta bancaria.

También están las personas que, aprovechando las ofertas de las compañías de vuelo lowcost, decide viajar por el mundo siempre que tienen la oportunidad. Por poca cantidad de dinero te desplazas de un lado a otro sin dificultad. Sin embargo, por muy poco que cueste, poder disponer del dinero de la cuenta bancaria es una necesidad.

¿Y qué tarjeta de crédito es la más apropiada?

300x250 Booking

Lo ideal es poder disponer de una tarjeta de crédito sin comisiones y que además, no te cobre nada en ningún cajero del mundo, sin importar las veces que saques ni la cantidad que elijas. 

Si, además te permite gestionar con total comodidad tu cuenta bancaria, viajar o vivir fuera sin tener que movilizar tu dinero a una nueva, el problema se resuelve.

Y esa tarjeta sí existe. Ya son muchas las personas que han decidido abrir una cuenta bancaria con EVO, la Banca Inteligente. Las condiciones para poder abrirse la cuenta y disponer además de la Tarjeta Inteligente gratuita de esta entidad ya no son un impedimento si tu hijo decide irse de Erasmus a Roma o quieres hacer tu crucero por las Islas Griegas. 

Fusiona tu tarjeta de crédito a tu móvil

¡Se puede! Con EVO puedes gestionarlo todo a través de su aplicación para smartphone. Se fusiona con tu teléfono móvil para que puedas organizarte los gastos como prefieras. Desde una transferencia, hasta el control de tus últimas compras, con la aplicación de EVO Banca podrás gestionar todo sin ningún problema. 

¡Tarjeta de crédito y de débito en una!

Por si fueran pocas las ventajas, en una única tarjeta tienes la posibilidad de adquirir dos: por un lado, la tarjeta de crédito, permitiéndote administrar tus gastos o al momento o en pequeñas cuotas. Por otro lado, la tarjeta de débito, que te permite pagar al momento según la cantidad. 

¿Cómo puedo pagar con mi tarjeta de crédito?

Puedes pagar al día como una tarjeta de crédito, y los gastos se cargarán a final del día. También tienes la opción de pagar a final de mes, y el día 5 de cada mes se cargarán en tu cuenta sin que te cueste absolutamente nada. ¿Y si quieres pagar a plazos? También es posible, decidiendo tú mismo la cantidad fija o el porcentaje del importe.

¡Aún estás a tiempo para darte de alta y poder disfrutar de tu dinero sin ningún coste añadido en tu próximo viaje de verano! Solicita tu Tarjeta aquí.


Carlos Villena