Las líneas de crédito, ¿una solución?

18.07.2019

Las líneas de crédito son una cantidad de dinero que el banco pone a tu disposición y que tú puedes usar en parte o del todo durante un tiempo.

Tener acceso a una línea de crédito es una forma muy sencilla para conseguir una pequeña financiación sin tener que dar explicaciones y poder realizarla en cualquier momento.

Se trata de un medio de pago muy fácil y, al alcance de la mayoría, pero que en este movimiento requerirá pagar una cuota pequeña todos los meses y hasta la liquidación de la deuda.

No debe abusarse de este tipo de financiación porque el cliente puede verse inmerso en un elevamiento de su deuda sin darse cuenta, ya que el tipo de interés que vienen aplicando las entidades bancarias se mueve en una horquilla que va del 10 % al 15 % aproximadamente.

En cualquier caso, este tipo de financiación genera unos intereses muy superiores a los generados por los créditos contratados desde la sucursal bancaria o los canales tecnológicos que raramente exceden de un 11 % en sus márgenes de intermediación actual.

Por ello, salvo para pequeños gastos cotidianos, suele ser más conveniente solicitar un préstamo a tirar de las líneas de crédito que nos ofertan nuestros bancos. Además, hay muchas entidades que ponen a tu disposición el dinero en tan sólo 24 horas.

En todo caso, tener a nuestra disposición uno de estos productos, nunca está de más, siempre y cuando sólo nos cobren por uso.

Por ello, es muy importante que antes de contratar estos productos, analicemos con todo detalle la letra pequeña del contrato, ya que será ahí dónde nos incluyan todas las condiciones de este producto financiero.

También es conveniente decidir la forma de devolución, que puede ser fijo o porcentual y, a ello se le añadirá el interés sobre el saldo deudor en base a las condiciones impuestas desde el banco. Así mes tras mes y hasta que quede definitivamente saldada la deuda en su totalidad.

Por otro lado, pagar poco dinero incrementará el gasto, por lo que hay que estar atento y, no cometer el error de pagar el mínimo, para poder disponer de una mayor liquidez mensual, porque nos puede salir muy caro.

Si estabas pensando en solicitar un préstamo, y quieres conocer tu credit scoring, pulsa aquí:

de la Redacción

Cash360 opera en calidad de asociado tecnológico, de servicios ICT, de servicios web, marketing, marketing digital e imagen coordinada, no es responsable de productos, servicios, páginas web, recomendaciones, esponsorizaciones y recensiones de terceros. Todos los productos, los logos y los nombres de las empresas son marcas de fábrica™ o registrados® de los respectivos propietarios. Su utilización no significa ni sugiere la aprobación, afiliación o la esponsorización de parte de Cash360 u otros. 

Cash360 es un servicio independiente financiado por publicidad. 

El propietario de esta página web podrá ser compensado a cambio de posicionamiento en primer plano de determinados productos o servicios patrocinados o haciendo clic en las direcciones web publicadas en esta página. Esta compensación puede influir sobre cómo y dónde aparecen los productos de esta página web (incluido, por ejemplo, el orden en el que aparecen). Cash360 se dedica al suministro de una vasta gama de ofertas para sus usuarios. Garantiza que la información de esta página web esté actualizada y sea precisa; sin embargo, será necesario comprobar cualquier tipo de información con el producto o el proveedor de los servicios en cuestión.

Información Legal | Privacy On -Line | Politica Cookie | Idioma Italiano

Cash360 es propiedad de Iperdigital SRL titular del tratamiento para la finalidad perseguida anunciadas en la Privacy Online. 
Sede legal y operativa:  Via Macedonia 10 B3 - 00179 Roma - ITALIA