Micropréstamos, todo lo que debes saber

30.05.2018

Préstamos rápidos

Si hay una línea de crédito que se ha popularizado en los últimos años esa se conforma a través de los denominados micropréstamos rápidos. Aunque haya buena parte de los usuarios que desconozcan en qué consisten y como pueden acceder a ellos. Pues bien, esta clase de financiación tan especial se caracteriza porque es la forma más sencilla para disponer de pequeñas cantidades de dinero en poco espacio de tiempo. Pero con menos trámites administrativos que los requeridos en los créditos tradicionales.

Generalmente están desarrollados por plataformas financieras que ponen a disposición de los clientes un sistema más ágil para dotarse de liquidez en algún que otro momento. En donde es habitual que sean canalizados a través de formatos online, desde el ordenador personal u otro dispositivo tecnológico. En cualquier caso, no hay que dar explicaciones sobre su utilización, aunque están concebidos para afrontar alguna situación de urgencia. Como por ejemplo, liquidar una deuda ante terceras personas, pagar un recibo doméstico o sencillamente afrontar una situación no prevista en el presupuesto familiar o personal.

Micropréstamos rápidos, ¿cuánto dinero conceden?

Si hay una señal de identidad que distinga a este producto esa no es otra que la concesión de una línea de crédito muy pequeña. La oferta se mueve en una horquilla que va de 500 a 1.000 euros aproximadamente. Con la particularidad de que su concesión es mucho más rápida que a través de las entidades bancarias.

  • Amortización más costosa: se aplica un tipo de interés más elevado que en otras líneas de crédito diferentes. Entre un 13 % y 25 % de interés anual que dependerá de la oferta suscrita por el cliente. No obstante, están exentos de comisiones y otros gastos en su gestión y mantenimiento.
  • Plazos de devolución más cortos: dispones de un periodo para su liquidación que está más limitado ya que en pocos meses habrá que amortizar la operación. Entre 3 y 9 meses es el plazo que eligen las plataformas financieras para su devolución.
  • Menos requisitos: su acceso está abierto a cualquier clase de perfiles en el usuario. Incluso aquellos que están inscritos en una lista de morosos, tales como ASNEF, RAI u otras similares. Tan solo será necesario ser mayor de edad y aportar una nómina o alguna propiedad como aval de la operación.
  • Sin necesidad de una presencia física: otra de las aportaciones de los micropréstamos rápidos es que no es necesario el formato presencial para su demanda. Sino que por el contrario, se formalizan desde Internet a través de las páginas web que tienen habilitadas estas plataformas financieras. De esta forma, el proceso de solicitud puede realizarse en cualquier momento del día, incluso por las noches o los fines de semana.
  • Cuentan con ofertas y promociones: es costumbre de estas empresas emitir con una cierta regularidad una serie de ofertas que sean más ventajosas para los demandantes de estos créditos. En donde se potencia las promociones destinadas a los nuevos clientes bajo unas condiciones de contratación mucho más beneficiosas para ellos. Hasta el punto de que determinadas propuestas de las plataformas están realizadas con una eliminación de los intereses. 

Jose Ignacio Recio

También podría interesarte...

Lee nuestras últimas publicaciones 

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...