Préstamos con aval, ¿cómo se hace?

30.04.2021

Muchas personas se plantean avalar un préstamo con una propiedad, especialmente en momentos de crisis o cuando se atraviesan situaciones económicas difíciles, como el desempleo. Son momentos en que se necesita el dinero más que nunca y sin embargo las entidades bancarias no quieren conceder préstamos por la falta de ingresos regulares.

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

A diferencia del préstamo hipotecario, en el préstamo con una propiedad como aval el fin al que se destina el dinero no tiene por qué ser adquirir una vivienda, pudiendo tener cualquier otro destino; eso sí, el inmueble con el que avalemos la operación deberá estar a nuestro nombre.

Es una buena opción si tenemos por ejemplo una orden de embargo y necesitamos acceder rápidamente a un crédito para pagar nuestras deudas; también resulta muy útil para reunificar nuestras deudas, o para casos como cuando debemos pagar el impuesto de sucesiones y donaciones ante la herencia de un inmueble, ya que podremos usar el propio inmueble heredado como garantía para el préstamo que necesitemos.

Normalmente estos créditos son concedidos por empresas financieras privadas y no preguntan sobre el objetivo del préstamo.

Si estás buscando un préstamo, clica aquí:

Julio Martín