Préstamos con el coche como garantía

25.02.2020

El coche, es un activo de gran utilidad. Además de ser un medio de transporte muy preciado, el mismo te puede servir para conseguir la financiación que necesitas, sin necesidad de dejarlo de utilizar.

Hace unos años, este tipo de préstamos era impensable. Sin embargo, en la actualidad se utiliza mucho para solventar problemas puntuales de liquidez, ya que supone una alternativa muy útil a la banca tradicional.

¿En qué consiste?

Cómo hemos indicado, este tipo de préstamos te permite obtener liquidez a través de tu coche, el cual se deja como garantía de pago, siendo indispensable que el solicitante sea el titular del vehículo.

El prestatario deberá devolver el dinero recibido más los intereses correspondientes en una determinada cantidad de cuotas. Para el caso de que haya incumplimiento de esta o alguna otra condición del contrato, la persona puede verse en la necesidad de afrontar ciertas penalizaciones e incluso perder el vehículo.

Así, la entidad financiera suele conceder el préstamo en relación al valor del coche, no superando el 80% del valor del coche.

Así, los préstamos usando el coche de aval permiten conseguir importes que alcanzan los 20.000 euros. Esto, lógicamente depende de la antigüedad y estado general del vehículo que se da en garantía.

Requisitos

El primer y más importante requisito es ser mayor de edad y disponer de un coche a tu nombre, qué no posea ningún tipo de carga por créditos precedentes. 

El resto de requisitos necesarios para su tramitación son el documento de identidad, acreditación de ingresos, la ficha técnica del vehículo, así como el comprobante de pago del impuesto de circulación y demás documentación actualizada.

Ventajas y desventajas

La principal ventaja es su accesibilidad y rapidez, para obtener el préstamo, ya que al usar el coche como garantía, se reducen los requisitos necesarios a comprobar la capacidad de pago.

Además, se puede obtener, dado que se dispone del vehículo como garantía, es posible obtener el préstamo requerido, incluso si se aparece en listas de morosidad.

Permite continuar utilizando el coche siempre que no se incurra en ningún impago. 

Si necesitas liquidez y, estas pensando en pedir un préstamo, pincha aquí:

de la Redacción