Préstamos en ASNEF y sin aval... ¿Es posible?

05.09.2019

Préstamos para cubrir gastos

Según los últimos datos estadísticos, son cada vez más las personas que solicitan préstamos online para salir de algún apuro económico imprevisible. Muchas de ellas no cuentan con un respaldo económico estable para poder solicitar un préstamo a su banco, por lo que se ven obligadas a buscar alternativas donde pueda resultarles más sencillo adquirir el dinero para solventar sus problemas financieros.

El aumento de solicitudes de préstamos online ha obligado a muchas entidades que trabajan casi exclusivamente de ese modo a reducir las condiciones para poder concederlos a quienes los solicitan. Como bien es sabido, no es difícil figurar en algún registro de morosos (ASNEF), aunque la deuda sea mínima o el problema se deba a un retraso de algún pago por parte del usuario. Sin embargo, formar parte de este fichero supone, en la mayor parte de las ocasiones, un hándicap para poder recibir un préstamo bancario. 

Es por ello que las entidades de préstamos online aprovechan para ofrecer a este target créditos sencillos y rápidos. En general poseen numerosas ventajas: pocas garantías a presentar, se puede hacer desde casa a través de Internet y no se tarda más de 10 minutos.

Ventajas de los préstamos online

  1. Facilidad y rapidez durante el procedimiento de solicitud. La mayor parte de estos formularios sólo necesitan los datos básicos: nombre, fecha de nacimiento, ciudad de residencia, información laboral básica y número de cuenta para poder ingresar la cantidad solicitada.
  2. Respuesta inmediata. Tan pronto como reciben la información, se ponen en contacto con el usuario para completar la solicitud. En menos de 24h (en algunos casos, incluso en 15 minutos), el préstamo se aprueba y el dinero se transfiere de forma instantánea.
  3. Comodidad y transparencia. Tantos los requisitos como los costes o intereses del crédito se establecen dede el primer momento.
  4. Flexibilidad a la hora de devolverlo. El tiempo para realizar el reembolso del préstamo lo establece el cliente y, según el tiempo estimado, el interés será menor o mayor.
  5. Sin apenas burocracia. En muchos casos no es necesario justificar el motivo de la solicitud y tampoco es necesario comprometer a terceros con avales.

Normalmente, la cantidad que pueden llegar a ofrecer para nuevos clientes no excede los 300 o 600 euros. A medida que el cliente demuestra más fiabilidad, la cantidad aumenta. 

Si estabas pensando en solicitar un préstamo, y quieres conocer tu credit scoring, pulsa aquí:

de la Redacción