Préstamos para sacarse el carnet de conducir

05.09.2018

Créditos para el carnet de conducir

Después de la vuelta de las vacaciones uno de los objetivos que se plantean buena parte de los jóvenes es sacarse el carnet de conducir. Según FACUA, la tarifa media para conseguir este permiso ronda los 700 euros. Para un perfil de alumno que aprueba a la primera ambos exámenes y recibe una media de 20 clases prácticas. En muchos casos, este importe procede de sus propios ahorros o de las ayudas recibidas por parte de sus padres. Pero cada vez se está implantando un sistema que les proporciona mayor independencia para sus actuaciones personales y que está materializado por los préstamos para el carnet de conducir.

Esta línea de crédito está disponible en las entidades bancarias bajo unas mejores condiciones de contratación respecto a otra clase de créditos. Uno de sus denominadores más relevantes es que suele estar comercializada sin intereses. Para que de esta manera, sus demandantes solo se preocupen de devolver el importe percibido en el menor espacio de tiempo posible. Además, se trata de un producto bancario que no requiere de ninguna clase de avales y en donde tan solo será necesario presentar la demanda y el coste final de la misma.

Préstamos para el carnet: ¿cuánto ofrecen?

Se trata de una financiación un tanto atípica que no mantiene un importe muy homogéneo y que varía en función de las ofertas realizadas por cada uno de los bancos. Desde este escenario general, facilitan entre 500 y 3.000 euros aproximadamente, pero con una salvedad que es muy importante tener en cuenta en su formalización. Se deriva del hecho de que no solamente se sufraga el coste de las prácticas, sino también las tasas de examen. 

Banner 300x250

Es decir, de forma conjunta a través del mismo crédito. Aunque por el contrario, son muy estrictos para imponer un periodo de devolución ya que estos productos raramente se exceden de 6 o 9 meses.

Otra de las características más relevantes de los préstamos para sacarse el carnet de conducir reside en que están destinados exclusivamente a los usuarios más jóvenes. Son ellos los que están en condiciones de suscribir una línea de financiación tan especial como es esta y en unas condiciones de contratación tan favorables. 

Préstamos destinados a esta necesidad

Aunque buena parte de las propuestas bancarias están comercializadas libres de intereses, los créditos más expansivos contemplan una tasa anual que nunca sobrepasa niveles del 7%. En la mayoría de los casos englobadas para la denominación de préstamos para jóvenes y que están canalizados a través de los departamentos juveniles de las entidades financieras. 

Se caracteriza porque no es un crédito personal, ni tan siquiera dirigido al consumo, sino que tiene una finalidad social y por este motivo sus condiciones en la formalización son más asequibles a todos los usuarios. No en vano, en pocos minutos sabrán si se le han concedido o no, sin tener que presentar tantos trámites administrativos como en otra clase de préstamos. Para que a partir de ese momento puedan formalizar su matrícula en la autoescuela que deseen. En este sentido, no hay ninguna clase de restricciones que puedan limitar el movimiento de sus demandantes. Tan sólo tratar de ajustarse a sus necesidades reales y no tratar de apurar el importe máximo que ofrecen estas líneas de crédito tan especiales.

Si estás pensando en adquirir un préstamo, pulsa aquí:

José Ignacio Recio

Últimas publicaciones en nuestra web

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...