Tarjetas VIPS

22.08.2018

¿Cómo son las tarjetas más exclusivas?

Solamente los clientes más selectos pueden disponer de las tarjetas más exclusivas del sector bancario y por supuesto que con la aportación de un saldo en la cuenta corriente nada común. Con estos requerimientos se estará en perfecta disposición de ser titular de un medio de pago de estas características tan especiales y de esta manera acceder a una serie de servicios y prestaciones que no están al alcance de todos los usuarios. En donde predomina el lujo por encima de otras consideraciones comerciales para disfrute de los más privilegiados.

Aunque sean las tarjetas más exclusivas del mercado están presentes en las ofertas que vienen realizando las entidades bancarias en estos momentos. Atienden a la denominación de Prestigio, Platinium o Prestigio, pero lo realmente importante es que son algo más que una tarjeta de crédito. Es una herramienta para llevar un estilo de vida más exclusiva y que cuentan incluso con importantes bonificaciones en el consumo de lujo. En cualquier caso, son los plásticos más elitistas y que solo unos pocos la tendrán en su cartera.

Créditos superiores a 100.000 euros

Bajo estas características general, llega el momento de conocer un poco mejor como son estas tarjetas. Pues bien, una de sus principales diferencias con respecto a otros modelos es que incluyen una línea permanente de crédito que es muy exigente. Generalmente en torno a 100.000 euros que estará respaldada por el historial bancario de sus titulares. Por otra parte, bien es cierto que cualquier tarjeta lleva incorporados varios seguros, pero en este caso con unas coberturas mucho más potentes y que son equiparables a las pólizas suscritas ante una compañía de seguros. Entre los que destacan los seguros de asistencia en viajes y accidentes.

No obstante, una de las señas de identidad de estas tarjetas tan selectivas es que cuentan con unos de los límites de gasto más expansivos. Sin temor a que el propio usuario pueda quedarse sin fondos en cualquier momento, debido a que está respaldado por otros productos bancarios suscritos (fondos de inversión, programas de ahorro o inversión en bolsa). Se trata de una particularidad que ofrece más prestigio a los poseedores de este medio de pago. En donde incluso pueden acceder a servicios VIP que no pueden tener el resto de usuarios.

Programas turísticos de lujo

De todas formas, si por algo se distinguen las tarjetas exclusivas es porque proporcionan una atención personalizada en todos los servicios que ofrecen. Desde disponer una extensa propuesta de lujo en los productos turísticos a recibir bonificaciones en los mismos. Como consecuencia de esta estrategia comercial, es muy habitual que los usuarios puedan realizar sus pagos en hoteles y restaurantes más lujosos del planeta con alguna de estas tarjetas. Incluso beneficiándose de sus promociones en todo el mundo, con descuentos en las operaciones entre el 3% y 10%, según el plástico contratado. No en vano, una de sus principales aplicaciones se lleva a cabo en los viajes de alto standing o business travel.

Un factor que por otra parte no se traslada excesivamente en las tarifas de estas tarjetas por su emisión, gestión y mantenimiento. Con un coste todos los años que oscila entre 25 y 100 euros. Es decir, dos o tres veces el valor de las tarjetas de crédito confeccionadas para los más comunes de los mortales. En donde, por último, nunca faltan los detalles para hacer más agradable las estancias en los viajes de los usuarios más privilegiados.

Si estás interesado en adquirir las tarjetas de crédito más competentes del mercado, gratuitas y 100% online, pulsa aquí

José Ignacio Recio

Lee lo último: 

Cuando se está en un apuro y no se tiene tiempo para conseguir dinero, la alternativa perfecta pueden ser los microcréditos. Se trata de un tipo de crédito pensado en aquellas personas que tienen que solventar caprichos determinados o tienen que pagar una deuda puntual. Este instrumento de financiación no deja de ser un tipo de préstamo personal...