Trucos para negociar tu hipoteca

03.09.2019

La elección del banco no lo es todo, una buena planificación multiplica las probabilidades de éxito. A pesar de que la mayoría de las estipulaciones que los bancos establecen en las escrituras son condiciones generales de contratación, el consumidor debe evitar sentirse indefenso.

Atacar a un enemigo asentado en la cima de la montaña no es tarea fácil, pero tampoco imposible. La formación previa es la clave del éxito.

A día de hoy, gracias a las nuevas tecnologías disponemos de herramientas online que nos facilitan mucho la tarea, los conocidos comparadores de hipotecas, que nos permiten comparar todo tipo de hipotecas sin costes ni desplazamientos.

También podemos conseguir a distancia la Ficha de Información Precontractual de los préstamos o créditos hipotecarios más trasparentes, es decir, los que informan más claramente a su público.

Es muy importante preparar adecuadamente la documentación actualizada que hay que incluir en cada expediente que se entregue a los bancos. Puesto que si el dossier está completo conseguiremos transmitir al potencial prestamista nuestra diligencia y además, agilizaremos la tramitación de la evaluación de riesgo, que supondrá saber si nos aprueban o deniegan la solicitud en el plazo más corto posible.

Banner 300x250

Otro punto importante es la negociación. Nuestra voluntad y capacidad negociadora pueden transformar unas condiciones mediocres en las mejores del mercado. La información recopilada sobre las opciones del mercado es una buena baza negociadora.

La negociación, a través de los productos vinculados también es una buena opción, como por ejemplo, con domiciliar la nómina o contratar tarjetas bancarias que son vinculaciones razonables sin ningún coste adicional, en vez de con los seguros de vida y hogar que si añaden una obligación y un coste extra.

Además de los ingresos, nuestra capacidad de ahorro es una eficaz palanca negociadora. Para estar en una posición de combate medianamente fuerte, al menos deberíamos tener para los gastos un 10% del valor del inmueble. Si solicitamos más del 80% del precio de compraventa o de tasación, es muy probable que nos exijan una doble garantía, o bien a través de un avalista o de hipotecar otro inmueble.

Por último, tenemos el derecho y el "deber" de acudir al notario y revisar el borrador de la escritura de préstamo hipotecario tres días antes de la fecha de firma. 

Si estas buscando una hipoteca que se adapte a ti, pincha aquí

También te puede interesar:

Préstamos online

Calcula tu scoring y solicita el préstamo del importe que tú        elijas.

Solicita ahora

Tarjetas de crédito

Descubre nuestra selección de tarjetas de crédito, gratuitas y 100% online.

Solicita ahora

Últimos artículos del mes: