Vuelven las cuentas de alto rendimiento

04.02.2019

Las cuentas de alto rendimiento

Ante la necesidad de incrementar el número de clientes, las entidades bancarias han decidido lanzar cuentas de una alta remuneración. Pueden rentabilizar el saldo de las mismas con el hasta 5 % en el tipo de interés. Un porcentaje muy interesante, cuando en estos momentos el rendimiento medio de este producto está en torno al 0,10 %, según los últimos datos ofrecidos por el Banco de España. Como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero en la zona euro.

Ante este escenario, es completamente normal que los usuarios se planten los motivos reales por lo que los bancos ofrecen estas cuentas con unas inmejorables condiciones en su contratación. Desde luego que la primera premisa se basa en exigirles una mayor fidelización con el objetivo de que su dinero no se dirija a las ofertas de la competencia. Tratan de mantener el activo de sus clientes por encima de otras consideraciones.

Cuentas más rentables: ¿que piden los bancos?

A partir de aquí, normalmente exigen mantener un saldo en la cuenta que suele ser muy exigente para el ahorrador medio español. A partir de 30 euros en adelante y que significa que habrá que tener inmovilizado el capital durante mucho tiempo para beneficiarse de estas condiciones tan especiales que han impuesto las entidades financieras.

Otro de los requisitos que deberán cumplirse es la aceptación de una mayor vinculación con el banco. Esto se materializa en primer lugar con la domiciliación de la nómina o ingresos regulares en los trabajadores por cuenta propia. Sin esta demanda es muy complicado llegar a la remuneración que están ofreciendo esta clase cuentas bancarias.

Por otra parte, esta medida viene acompañada por domiciliar también los recibos domésticos (agua, luz, etc.). Para que, de esta forma, los bancos tengan un mayor control sobre los ingresos de sus clientes. No en vano, la finalidad de esta estrategia comercial se basa en que el usuario no tenga repartidos sus gastos e ingresos con otras entidades bancarias.

Destinadas para dinero nuevo

Otra de las características de las denominadas como cuentas de alta rentabilidad es que no pueden ser suscritas por los actuales clientes. Sino que, por el contrario, se trata de captar el dinero que procede de otras entidades. Esta una de las claves para entender correctamente como pueden ofrecer hasta un 5 % por un producto que no pasa por el mejor de los momentos.

Por otra parte, estas ofertas no siempre están vigentes, sino que se basan en promociones puntuales que hay que aprovecharlas con rapidez si se desea mejorar la cuenta de resultados de los usuarios bancarios. Se corre el riesgo de que no puedan suscribirse estas cuentas en el momento deseado. Es uno de los motivos por el que los clientes deben estar muy atentos a las ofertas y promociones que vienen desarrollando las entidades bancarias respecto a este producto.

Con todos los servicios de las cuentas clásicas

Solo en ciertas ocasiones, será necesario complementar los requisitos con la contratación de otros productos bancarios. Como por ejemplo, tarjetas de crédito o débito, seguros, planes de ahorro o fondos de inversión.

Por el contrario, uno de los elementos más negativos de estas cuentas tan especiales es que no permiten bonificaciones sobre los gastos realizados a través de los plásticos vinculados a las mismas. Mientras que desde este soporte bancario pueden realizarse los principales movimientos: retirada de fondos, realizar transferencias, comprar y vender acciones en los mercados de renta variable o sencillamente diseñar una bolsa de ahorro estable de cara a los próximos años.

Si estás buscando una tarjeta de crédito completamente gratuita y 100% online, pulsa aquí:

José Ignacio Recio

También podría interesarte...

Hipotecas online

Te encontramos aquella que mejor se adapta a tus necesidades

Solicita ahora

Préstamos online

Calcula tu scoring y solicita el préstamo del importe que tú elijas.

Solicita ahora

Últimos artículos del mes: